22.8 C
Madrid
miércoles, 19 junio, 2024

Cada semana, Información y Análisis sobre Aviación

Crece un 13,5% la oferta de asientos para este verano en el mercado español

La patronal de aerolíneas que operan en España reclama más apoyo institucional

La Asociación de Líneas Aéreas (ALA), ha informado sobre sus previsiones para esta temporada de verano. Se estima una oferta de asientos para el periodo comprendido entre abril y octubre de 240 millones, un 13,5% más con respecto al verano de 2023. Prácticamente todas las regiones experimentan un crecimiento de la oferta.

Las buenas previsiones están en sintonía con la evolución positiva de las cifras de tráfico aéreo a lo largo de este año. “La gente viaja más que antes”, afirma Javier Gándara, presidente de ALA. Los datos para la temporada de verano invitan al optimismo y anticipan otro año récord. Durante el primer trimestre de 2024 se ha registrado un crecimiento en el número de pasajeros transportados del 13,2% con respecto al año anterior.

Las cifras registradas durante la pasada temporada de invierno han sido igualmente positivas. Se han registrado 100 millones de pasajeros (89 durante el invierno 2022-2023). Han crecido todos los segmentos de tráfico, especialmente el intraeuropeo. En el caso del transporte de carga aérea, durante el pasado invierno se ha superado el medio millón de toneladas transportadas.

La situación geopolítica

Pero no todo es optimismo. Existen factores exógenos al transporte aéreo que podrían condicionar su buena marcha del tráfico aéreo. La guerra de Ucrania y la escalada de las operaciones bélicas entre Israel y sus vecinos son los principales problemas encima de la mesa.

Según Javier Gándara, las consecuencias de lo anterior están teniendo un impacto “limitado” en el mercado español. Una de ellas, los precios del combustible, afecta directamente a los costes de las aerolíneas y por ende, a las tarifas. Preguntado por un posible incremento del queroseno, Gándara defiende que “el sector aeronáutico está muy acostumbrado a las fluctuaciones del combustible y su altísima volatilidad”.

Paradójicamente y aunque casi nadie desea que haya conflictos bélicos, una escalada y deterioro de la situación geopolítica en Oriente Medio va a producir un desvío e incremento del tráfico hacia zonas más estable. Según Gándara, “España es uno de los destinos mundiales más atractivos y creo que el impacto será mucho menor”.

Mejorar la gestión del tráfico aéreo sigue siendo uno de los principales retos / © David Herreros

Impacto de las huelgas del control aéreo francés

Aunque ALA vislumbra el horizonte con optimismo, como es habitual, su presidente no se muerde la lengua a la hora de reclamar más apoyo y medidas para el sector que representa. En este sentido, Gándara ve como una amenaza el impacto de las huelgas en el control aéreo en Francia, que podrían provocar cancelaciones, retrasos y caídas en la puntualidad.

Tras Francia, España es el país más afectado. Los paros en el control aéreo galo a lo largo de 2023 afectaron a casi el 4% de los vuelos en España, con especial intensidad entre febrero y mayo. Cerca de 86.000 vuelos experimentaron algún tipo de retraso o cancelación, generando una demora media de 24 minutos por vuelo. En términos globales, se quintuplicado con respecto a las huelgas producidas en 2022.

Gándara recalca la necesidad de que la Unión Europea exija a Francia la protección de los sobrevuelos  que cruzan el espacio aéreo francés, tal y como sucede en España e Italia cada vez que se genera un conflicto sindical.

A preguntas de AeroInforme sobre el impacto económico de esta situación en las cuentas de resultados de las aerolíneas, el presidente de ALA responde que “respetamos el derecho a la huelga pero no tiene mucho sentido reclamar  compensaciones a Francia”.  Según Gándara, un progreso sería “blindar esos vuelos” e incluso “conocer con, al menos 48 horas, la convocatoria de huelgas para poder dar margen de reacción a las aerolíneas”.

La descarbonización y las trabas institucionales

En relación con lo anterior, Javier Gándara reclama “para descarbonizar más hay que ser más eficientes”. Para ello hay que seguir potenciando el combustible sostenible (SAF), el desarrollo del Cielo Único Europeo y la intermodalidad. ALA se opone rotundamente a medidas que van en contra.

Por ejemplo, la supresión de vuelos cortos o el impuesto al queroseno de la aviación, que no sólo no descarbonizan, sino que van a debilitar a la industria, al turismo y, por tanto, a España y a Europa. “La descarbonización es un problema más complejo que eliminar 5 rutas domésticas”.

Javier Gándara, es desde junio de 2017, el máximo representante de ALA / © David Herreros

Gándara apela a la responsabilidad del Gobierno para configurar el mejor camino para conseguir la sostenibilidad ambiental salvaguardando la sostenibilidad económica y social. Eso pasa por incentivar el desarrollo de SAF. “No podemos perder la oportunidad de impulsar SAF, de lo contrario nos quedaremos en el furgón de cola en Europa.

Según Gándara, el SAF es una oportunidad de país, podría generar un impacto positivo de hasta 56.000 millones de euros en el PIB español, entre una infraestructura potencial de hasta 30 plantas de producción y la propia generación de dicho combustible para atender las necesidades del mercado. Se prevé un incremento progresivo de su consumo, desde el objetivo inicial de un 2% en 2025 hasta alcanzar un 70% del combustible de todos los vuelos realizados en 2050.

David Herreros Serrano
David Herreros Serrano
Gestor Aeronáutico por la Universidad Autónoma de Madrid. Piloto ULM. 24 años de experiencia laboral en el sector aeronáutico

NEWSLETTER

Suscríbete para recibir información y análisis sobre Aviación


Últimas noticias