22.8 C
Madrid
miércoles, 19 junio, 2024

Cada semana, Información y Análisis sobre Aviación

TERUEL (TEV), el primer aeropuerto industrial de España

Crónica de uno de nuestros colaboradores desplazado al aeropuerto de Teruel

El pasado sábado 25 de marzo se celebró una jornada de puertas abiertas para conmemorar el décimo aniversario del aeropuerto de Teruel. Contó con la presencia de las principales autoridades regionales, lideradas por Javier Lambán, actual presidente del Gobierno de Aragón.

Las instituciones públicas, presentes en el aeropuerto turolense / © Juan F. Noriega

El evento comenzó con un acto institucional en el nuevo hangar, inaugurado unos días atrás. Dispone de capacidad para albergar simultáneamente dos Airbus A380 o seis A321. Hoy en día es uno de los hangares más grandes de Europa y

El evento comenzó con un acto institucional en el nuevo hangar, inaugurado unos días atrás. Dispone de una superficie útil de 16.000 metros cuadrados, suficiente para albergar simultáneamente dos Airbus A380 o seis A321. Hoy en día es uno de los hangares más grandes de Europa y el más alto de España. Dispone de una altura de 39 metros, equivalente a un edificio de 13 plantas.

La construcción del nuevo hangar para A380 / © Aeropuerto de Teruel

Cerca de 10.000 personas, procedentes de la provincia de Teruel y de muchas otras zonas de España, acudieron a conocer las instalaciones del aeropuerto. Para muchos de ellos, “su aeropuerto”. También asistió un nutrido grupo de “spotters” de la Asociación AIRE, habitualmente presente en las principales citas aeronáuticas.  

Ha sido una oportunidad que la población de la región de Aragón no se quería perder y pudiera visitar un aeropuerto muy especial a nivel histórico pero también en el plano industrial. Es singular por diversos aspectos que destacan, y mucho, en el panorama aeronáutico español. Entre ellos la siempre imprevisible política, que condiciona muchas decisiones empresariales, estrechando las fronteras entre el éxito y el fracaso.

El nuevo hangar, listo para recibir aeronaves / © Juan F. Noriega

Cabe destacar que la organización y la logística del evento rozaron la perfección. Se habilitaron aparcamientos junto a la terminal del aeropuerto y en una campa cercana. Para evitar aglomeraciones, una red autobuses lanzadera transportaba a los visitantes de forma gratuita, enlazando los aparcamientos más alejados con la terminal. Las personas de movilidad reducida también pudieron disfrutar del evento gracias a la implicación y desempeño del personal de Protección Civil.

Exposición estática de aeronaves y material aeronáutico

Tren de aterrizaje de un Airbus A340-600 / © Juan F. Noriega

En la plataforma de aparcamiento del aeropuerto turolense la organización estacionó diversas aeronaves para que el público pudiera contemplarlas de cerca. Es el caso un Airbus A330 y un A340-600. Además, un gigantesco A380 con los colores de Etihad Airlines pudo ser visitado por las autoridades y los medios de comunicación acreditados, entre ellos este digital.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado estaban representados por dos helicópteros Airbus EC-135, pertenecientes a la Guardia Civil y a la Policía Nacional. Además, la Benemérita desplazó un Airbus CN235 a Teruel para la exposición estática.

Airbus CN235 de la Benemérita, su aeronave más grande / © Juan F. Noriega

Por otro lado, se expusieron partes y componentes extraídos de diversas aeronaves a cargo de Tarmac Aerosave, filial de Airbus y principal artífice del éxito del aeropuerto. Es el caso de un tren de aterrizaje y un motor turbofán de elevadas prestaciones, idéntico a los que propulsan algunos de los aviones expuestos.

El Cuerpo Nacional de Policía, por su parte, expuso parte de su flota de drones propulsados por energía eléctrica, incluyendo el Ehang-216, que puede ser tripulado por dos personas. Aunque no realizó ningún vuelo de exhibición, su presencia llamó bastante la atención del público asistente. El aparato, de diseño y fabricación china, dispone de una autonomía de 35 kilómetros y es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 130 kilómetros por hora

Ehang-216 y Airbus EC-135 del Cuerpo Nacional de Policía / © Juan F. Noriega

El Ejército de Tierra expuso una unidad de drones de ala fija, tipo RPAS Searcher MK-III, con su correspondiente centro de control y la plataforma de lanzamiento. En un ámbito más recreativo, el Club de Aeromodelismo de Teruel presentó una colección de maquetas de aviones de radio control muy interesante.

En un plano menos aeronáutico, los aficionados a los cuerpos de seguridad de servicio público pudieron contemplar una pareja de motocicletas BMW de la Guardia Civil de Tráfico (Seguridad vial) así como un equipo de atestados e informes.

También se expusieron equipos y material de trabajo pertenecientes a diversos  cuerpos de la Benemérita especializados en diversas áreas de trabajo. Es el caso de los TEDAX, expertos en la localización y desactivación de explosivos.

En relación a la vigilancia y protección de la naturaleza, el SEPRONA. Finalmente, efectivos del GREIM (Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña) mostraban y explicaban su labor a los asistentes.

El Airbus A380 siempre levanta una gran expectación / © Juan F. Noriega

Por parte de los servicios del propio aeropuerto se expusieron los medios dedicados para las emergencias. Así, los bomberos del aeropuerto estuvieron omnipresentes y listos para actuar, con dos unidades de autobomba de extinción de incendios.

La formación aeronáutica también estuvo presente en Teruel de la mano de Airpull, escuela de pilotos con base en el cercano aeródromo de Requena (Valencia). Desplazó un bimotor, Piper PA34 “Séneca”, empleado en la fase avanzada en la formación de un piloto de comercial.

El colofón, la exhibición aérea

Sin lugar a dudas, lo más llamativo para el público asistente fue la exhibición aérea ofrecida por tres unidades pertenecientes a las Alas 15 y 31 del Ejército del Aire y del Espacio, ambas ubicadas en la próxima Base Aérea de Zaragoza. Realizaron pasadas a baja cota sobre el aeropuerto y una serie de maniobras verticales que dejaron un buen sabor aeronáutico, encantando al público.

Por parte del ala 15, volaron hacia Teruel una pareja de cazabombarderos Boeing EF-18 (“Hornet”), conocidos internamente como C-15. Posteriormente, fue el turno de una de las 13 unidades del  avión de transporte militar Airbus A400M, T23 en la denominación propia del ejército del Aire.

Está previsto que en las próximas semanas se reciba la decimocuarta y última unidad destinada al grupo 31, culminando la fase de renovación de flota, que ha sustituido definitivamente a los venerables “Hércules”.

Como resulta sabido, inicialmente España se comprometió a la incorporación de 27 ejemplares del nuevo gigante europeo. Aunque en mayo de 2013 se anunció que la flota final de A400M se fijaría en 14 unidades, a día de hoy aún no se sabe que va a suceder con las 13 restantes.

Vista parcial de uno de los momentos de la jornada de puertas abiertas / © Juan F. Noriega

Finalmente, hay que destacar que la meteorología acompañó parcialmente a la celebración del evento. La existencia de un cielo despejado, sin nubes que mitigaran parte del sol primaveral que se impuso durante todo el día.

Los asistentes tuvieron que padecer una jornada extenuante de calor, expuestos a una jornada de sol implacable, atenuada en parte por la agradable brisa que ayudó a mitigar el sofocante día.

El servicio sanitario que atendió el evento, compuesto por unidades de Cruz Roja y de Protección Civil tuvo que atender a varias personas por sofocos y síntomas previos a lipotimias provocados por el calor. A pesar de ello, la jornada discurrió con normalidad y el público disfrutó muchísimo de la oportunidad de visitar el aeropuerto turolense.

Panorámica de la jornada a vista de dron / © Aeropuerto de Teruel

NEWSLETTER

Suscríbete para recibir información y análisis sobre Aviación


Últimas noticias